Bádminton, José Luis Urgel — enero 7, 2020 at 14:28

Simón Cruz afronta «con optimismo» un año marcado por los Juegos de Tokio

por
Simón Cruz durante el Mundial de Parabádminton de Basilea. Foto: badmintonthaitoday.com

José Luis Urgel // @JoseLuis_Urgel

Nuevo año con nuevos retos para el iliturgitano Simón Cruz, que se muestra muy ilusionado y optimista ante un 2020 que le tiene preparado numerosas citas deportivas de gran importancia como el Europeo de Para-Bádminton y los Juegos Paralímpicos de Tokio.

En declaraciones a esta redacción, Cruz explica que su objetivo más inmediato es lograr cerrar el Ciclo Paralímpico, disputando el Torneo Internacional de Brasil, Perú y España. Tres campeonatos que son clasificatorios para los Juegos Paralímpicos, que se disputarán del 25 de agosto al 6 de septiembre.

Pero antes de Tokio, en el calendario del iliturgitano también está marcado participar en el mes de junio en el Torneo Internacional de Canadá para después llegar en plena forma a su séptimo Europeo que se jugará en Irlanda y que será la antesala de las Olimpiadas.

Todo tras dejar atrás un año en el que ha cumplido con la meta de competir en 7 torneos de 10 posibles. Durante los últimos meses ha participado en el Internacional de Turquía, Dubái, Dinamarca, Japón, Canadá, Irlanda y Suiza. Y, además, jugó su séptimo mundial, el que en un principio sería el último, sin embargo, ahora, asegura a El Deporte de Jaén, intentará estar en el Mundial que se disputará dentro de dos años porque «la competición le gusta a uno y veo que me estoy manteniendo».

A sus 43 años, Simón Cruz se sigue viendo con fuerzas para competir al máximo nivel tras finalizar el año en el puesto número 15 del ranking mundial, aunque reconoce que los años empiezan a pesar y más al competir con deportistas de entre 19 y 25 años, “y eso se nota”, sostiene.

“Yo no estoy jugando peor, yo estoy jugando mejor que antes. La cuestión es que el nivel en el parabádminton ha subido mucho. Por ejemplo, yo he subido un escalón mientras que mis rivales han subido cuatro”, comenta.

Seguir jugando al bádminton supone todo un desafío para el deportista del CB Arjonilla que compite contra jugadores profesionales mientras que él, reconoce, no está en ese nivel. “Yo para juntar tres días de entrenamiento tengo que mover Roma con Santiago. Ellos entrenan cuatro horas durante cinco y seis días cada semana”.

Los contrincantes de Simón Cruz tienen entrenador, preparador físico y personal dedicado al scouting mientras que el jiennense debe centrar todos sus esfuerzos en conseguir patrocinadores y fondos económicos cada vez que quiere participar en un torneo. “El año pasado la Federación me pagó tres torneos y los otros los he tenido que sufragar a base de patrocinadores y vender calendarios. En los torneos de Irlanda y Japón los han pagado al completo mis patrocinadores”.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *