+ Deporte, Natación — noviembre 7, 2018 at 17:30

Instalado un equipo ultravioleta para la desinfección de la piscina de Las Fuentezuelas

por
El concejal de Deportes, junto al responsable de la empresa. Foto: Ayto Jaén.

El concejal de Deportes, José María Álvarez, ha informado sobre las actuaciones de mejora que se han hecho en la piscina de Las Fuentezuelas. En concreto, ha explicado que se ha optado por instalar un equipo utravioleta para la desinfección de las instalaciones, dado que el anterior sistema de ventilación de la piscina “no tiraba el cloro en ambiente de forma precisa”.

Así las cosas, ha indicado que tras estudiar y barajar diferentes sistemas de desinfección alternativos al habitual de cloro, “nos pusimos en contacto con varias empresas, tanto de clorador salino como de ultravioleta y, finalmente, nos hemos decantado por esta segunda opción porque es menos costosa, el mantenimiento es mínimo y el resultado de estos dos meses que lleva en funcionamiento es óptimo”.

De esta forma se lo han comunicado al concejal de Deportes, los propios socorristas y monitores de la piscina que han podido comprobar como, a través de él, el nivel de cloro “baja a la cuarta parte, al mínimo nivel permitido de 0,5  pero el suficiente para asegurar el correcto mantenimiento de la piscina”.

Químicamente, los tratamientos por rayos ultravioleta se basan en unas lámparas que a una determinada potencia atraviesan las paredes celulares de los microorganismos y destruyen su ADN, haciendo desaparecer virus, hongos, algas y otros contaminantes del agua en pocos segundos, sin el uso de cloraminas o cloro combinado.

La práctica eliminación de estos productos conlleva un beneficio para los trabajadores y usuarios de las instalaciones, “ya que ellos mismos nos han dicho que lo notan en la piel y en la desaparición de la irritación de los ojos”, ha asegurado. Por este motivo, “consideramos que el sistema ha sido el acertado”. De todas formas, se seguirá comprobando su efectividad en el mes de diciembre y a partir de enero “esperamos disfrutarlo con total normalidad”, ha indicado.

No obstante, Álvarez ha asegurado que el nivel de cloro que había era el adecuado, “sin embargo, al no funcionar bien la ventilación, el cloro quedaba como estancado en el ambiente y había que darle una solución que ya hemos encontrado”.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *