Alejandro Copete, Linares Dptvo — septiembre 3, 2021 at 18:41

Análisis del rival (Linares Deportivo): CD Alcoyano

Los jugadores del Alcoyano celebran un gol en la primera jornada de liga. Foto: CD Alcoyano.

Alejandro Copete // @Ale_Copete

Por algo le llaman el equipo de la moral. En la temporada 2019/2020 el CD Alcoyano estaba en Tercera División y hoy en día se encuentra en la flamante Primera RFEF y con el gusto todavía en la boca de ser el equipo que sorpresivamente eliminó al Real Madrid en la última edición de la Copa del Rey. Una mala segunda fase de lucha por ascender a Segunda División (no consiguió ganar ningún encuentro) impidió a los de Alcoy seguir sumando hitos. El del ascenso a la Plata no lo consiguen desde el año 2011.

En esta nueva aventura, el conjunto blanquiazul se ha puesto como objetivo básico la permanencia en la categoría manteniendo el grueso del bloque del año pasado y combinándolo con la llegada de hasta 11 fichajes que pueden dividirse en dos tipos: los veteranos que vuelven a casa, como el lateral derecho Lillo (experiencia en Primera con Eibar y Sporting de Gijón) o el pivote Fran Miranda, jugador de 33 años que vivió el último ascenso a Segunda de los de Alcoy y que tiene dilatada experiencia en la extinta Segunda B.

Por otro lado, un cúmulo de fichajes de jugadores de menos de 25 años pero sin embargo muchos minutos en el bronce y categorías superiores. En dicho apartado están, entre otros, las llegadas del central Blanco procedente del Marbella (ex de canteras como la Juventus, Barcelona, Betis, Villareal…), el pivote Imanol García (ex del Nástic y Osasuna) y el antiguo miembro del Almería Dani Albiar. Una plantilla competitiva la que tiene en sus manos el entrenador Parras, que cumple su tercera campaña en tierras alicantinas con su estilo de juego rápido y vertical.

Pero si algo llama la atención en el CD Alcoyano son los delanteros. Tienen como estrella a Doudi, cedido de nuevo por el Elche; y de escudero del mismo a un conocido del fútbol jiennense: Jona. Con la llegada del joven ariete Dani Vega para la competencia, parece ser la zona más fuerte del equipo de la moral.

Con un poco de suspense, ya que por problemas de papeleo fueron los últimos en inscribirse en la Primera RFEF, su debut fue una sufrida victoria ante el Betis Deportivo gracias a un penalti que anotó Jona. Confirmaban así los alicantinos las buenas sensaciones de la pretemporada, donde no conocieron la derrota. Ahora en su primer partido lejos del Collao esta temporada ante el Linares Deportivo buscarán seguir sumando y ser ellos, con la moral siempre alta, los que marquen su propio destino.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *