+ Deporte, Rugby — febrero 1, 2021 at 9:22

Jaén Rugby arrolla a Rugby Mairena en su partido más completo de la temporada

jaén rugby ante rugby mairena
Nuevo triunfo verdeoliva. Foto: Jesús León (Oval sevillano).

Necesitaba Jaén Rugby completar un partido perfecto y así lo hizo. Fue superior en defensa, superior en ataque y se plantó en el campo con una ambición que quedó reflejada en el marcador final 7 – 76.

El equipo local, Rugby Mairena, sólo le perdió la cara al partido en los últimos minutos, pero sus esfuerzos por contener el juego rival chocaron contra el despliegue físico del equipo jiennense.

No hubo ni minutos de tanteo. Jaén Rugby buscó la línea de ensayo desde el saque inicial. En el primer minuto ya había provocado un golpe de castigo que les colocó en la veintidós contraria.

Y tras el saque lateral, Rodrigo Santías –que volvía a la alineación titular- anotó el primer ensayo de su equipo. Cuatro minutos después, llegaría el segundo, obra de Yako Irusta en una carrera propia de él.

A los 8 minutos, Jaén Rugby ya ganaba por 10 a 0. El viento, que obstaculizó las transformaciones de Facu Rutolo, evitó que el tanteo fuera mayor.

Rugby Mairena recortó distancias al interceptar Jaime Peraíta un pase largo de la tres cuartos jiennenses buscando al ala abierto. Ensayo fácil bajo palos y 7-10 en el marcador: un espejismo.

Los verde oliva se imponían en todas las facetas del juego y hacían retroceder a los sevillanos en cada fase con su defensa. Un dominio que se fue traduciendo en ensayos y puntos.

Antes del descanso, rasgaron la cortina defensiva sevillana Facu Rutolo, Peio Gil, que estrenaba titularidad, y Dani Camarero, que ha encontrado acomodo en el puesto de centro.

El primero tras una gran carrera de Irusta, el segundo fruto del avance de un “maul” y el tercero saliendo de una melé arrolladora. Los tres ensayos fueron transformados por Rutolo.

La guinda a esta primera parte la puso el ala Juan Navarrete que culminó una jugada de banda a banda posando el balón junto al banderín que señala la línea de marca.

La segunda parte comenzó con ensayo jiennense. Tras la recepción del saque de Rugby Mairena, Yako Irusta llevó el oval desde su veintidós hasta mediocampo y Ezequiel Orellana –muy activo todo el encuentro- recorrió el resto del campo hasta posarlo bajo palos.

No hubo tregua tras el descanso. Los jiennenses jugaban con el viento a favor y optaron por tomarse un respiro en los contactos lanzando a palos los golpes de castigo señalados a su favor por el colegiado Luis Lasala. Rutolo anotó dos consecutivos, uno de ellos desde unos 40 metros.

Los cambios no surtieron el mismo efecto en ambos equipos. Debilitaron a los locales y reforzaron a los visitantes. Los jóvenes de la cantera jiennense como Juan Sánchez, José Carlos Moral, Alejandro Navarrete o Jose Ernesto Arias mantuvieron el nivel del equipo hasta el final del encuentro.

Antes que ellos habían saltado al campo como titulares Salva González, Jose Cabrera, Jorge Gómez y los mencionados Rodri Santías y Juan Navarrete. Juan Alfredo Cerván alineó durante el partido a nueve jugadores formados en la cantera.

Bien por las ausencias, bien por refrescar las líneas, bien por darles minutos de juego, Cerván utilizó a todos los jugadores desplazados excepto a Marco Gasparri, que viajó con molestias.

Ese empuje se dejó sentir en la eficacia de los placajes, en la velocidad a la que se transmitía el balón, en los apoyos y en el avance de la melé. Así llegó el segundo ensayo de Peio Gil, con la melé entrando en la zona de marca.

En los últimos minutos, Timo Marr cobró mayor protagonismo en el juego. Una ruptura suya, a la que dieron continuidad Rutolo y Juan Sánchez, acabó en ensayo del talonador Emiliano Gómez.

El saque de centro posterior lo recogió el neozelandés en la línea de 10 metros de su campo y ya nadie puedo pararlo hasta que posó el balón. Marr anotó un segundo ensayo de melé pocos minutos después.

El castigo recibido por Rugby Mairena fue duro, pero no acabó ahí. Jaén Rugby tuvo tiempo de enlazar varias jugadas y sacar rápido un golpe franco para descolocar a la defensa contraria y ensayar una vez más bajo palos.

Esta vez el autor fue el primera línea Alberto Arana tras una carrera de 20 metros. La patada entre palos de Rutolo -en total cinco ensayos transformados y dos golpes de castigo- hicieron subir los dos últimos puntos del encuentro al marcador: 7 -76.

Partido muy completo de Jaén Rugby, contra el colista eso sí, pero que aporta una buena dosis de confianza a los jugadores antes de enfrentarse el próximo fin de semana a un “hueso” como es Pozuelo RU.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *