+ Deporte, Rugby — enero 18, 2021 at 16:41

Alegría incompleta en el debut de los equipos de Jaén Rugby en divisiones andaluzas

jaen rugby femenino
Estreno del equipo femenino. Foto: Jaén Rugby.

Sol y ganas de ver y jugar al rugby. Una combinación perfecta la que daba en Las Lagunillas donde se ha producido un doble enfrentamiento entre equipos de Jaén Rugby y Escoriones de Granada.

Salieron victoriosos de su encuentro los jugadores del Senior B masculino y derrotadas las jugadoras de Jaén Rugby Femenino. Cara y cruz en el debut de ambos conjuntos.

Abrían la jornada las féminas que comenzaron adelantándose en el marcador gracias a un golpe de castigo transformado por Carmen Carmona. Fueron los 3 únicos puntos conseguidos por las jiennenses en su primer partido de la temporada.

El XV entrenado por José Carlos Pérez “Reche” es un equipo que combina la experiencia de las jugadoras que forman su columna vertebral con el empuje de las nuevas incorporaciones, un equipo en construcción, que mantuvo a raya a las granadinas de Escoriones la mayor parte del partido.

Las jugadoras de Rugby Escoriones consiguieron un ensayo en la primera parte y otros dos en la segunda: uno de castigo – por placaje alto a una jugadora que iba a anotar- y otro conseguido en superioridad al ser expulsada 10 minutos la infractora anterior.

Las jiennenses jugaron casi todo el partido en campo contrario, pero no fueron capaces de traducir su juego en puntos. El resultado final -3 a 19- es inapelable y demuestra que el equipo granadino supo castigar con oficio los errores de Jaén Rugby Femenino.

Sin embargo, pudo apreciarse un evidente salto en el nivel de juego del equipo local que entrena Reche con respecto a la pasada temporada, viéndose un equipo más coordinado y, sobre todo, muy rotundo y responsable en defensa, que trae muy buenos augurios para un futuro inmediato.

Su juego, frente a las campeonas del último campeonato que les permitió optar al ascenso a División de Honor B, previsiblemente el hueso más duro de roer para este año, dejó un poso de ilusión y esperanza para los próximos partidos.

El equipo Senior B masculino, por su parte, ha debutado en liga con una ajustadísima victoria contra su principal rival por la primera plaza del grupo oriental. El resultado final: Jaén Rugby 38 – Escoriones Granada 34.

El comienzo de los locales fue arrollador y demostraron su superioridad en distintas fases del juego con dos ensayos transformados: el primero de Ernesto Alfaro y el segundo de Luis Moriana.

Quizás esa superioridad en los primeros 25 minutos relajó a los jiennenses o quizás espoleó a Escoriones. Lo cierto es que el equipo granadino acortó distancias gracias a dos indisciplinas locales: un golpe de castigo por no liberar un jugador placado el balón y un ensayo de castigo por placar indebidamente a un jugador que iba a ensayar.

Esta infracción dejó a Jaén Rugby con un jugador menos, factor que su rival aprovechó para anotar un nuevo ensayo sin transformar.

El segundo tiempo consistió en un continuo toma y daca que brindó a los escasísimos espectadores (únicamente directivos y cuerpo técnico debido a la pandemia) un encuentro vibrante hasta el final.

El entrenador de Jaén Rugby, Juan Alfredo Cerván, no esperó y arrancó la segunda parte con cuatro cambios para refrescar la delantera. La consecuencia, tres ensayos consecutivos -Moriana, Escudero y Víbora- de los que Juan Navarrete sólo pudo transformar uno.

Quedaban 20 minutos y la diferencia era de 18 puntos. El técnico de Escoriones, Constantin Frasina, había aguantado los cambios y su equipo llegó más fresco en el último tramo del partido.

De hecho, cuando los de Jaén afrontaban los últimos minutos del encuentro creyendo que este había caído ya de su lado, en el 78, sólo a dos del final, Almando Wulff, tercera línea granadino, colocó un ensaño prácticamente bajo palos tras una incontestable incursión en la zona de veintidós jiennense. Tras la trasformación, el marcador quedaba en 31-34 a favor de Escoriones.

Pero los de Cerván no son de los que se rinden. Jaén Rugby solo tenía una opción para ganar el partido, una única jugada para darle la vuelta al marcador. Y lo hizo.

En el minuto 81, ya en el descuento y sólo tres minutos después de encajar ese ensayo, Alejandro Navarrete posaba el balón en la zona de marca contraria aprovechando un golpe de castigo jugado a la mano dentro la veintidós contraria.

Su hermano Juan convertiría la transformación dejando el marcador en el definitivo 38-34 con el que Jaén Rugby sumaría sus primeros 4 puntos de esta temporada.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *