Primer equipo, Real Jaén — noviembre 20, 2020 at 19:23

Líberos da a conocer su manifiesto para la salvación del Real Jaén

aficionados del real jaén en el estadio la victoria

Líberos Real Jaén sigue adelante con su proyecto y el colectivo de aficionados blancos ya ha hecho público el manifiesto para la salvación del Real Jaén. Un documento en el que pretende aglutinar a distintos grupos relacionados con el club jiennense.

En el documento se plantean medidas concretas para acceder a la gestión de la Sociedad Anónima Deportiva. En este sentido, considera fundamental la implicación del tejido socioeconómico de la ciudad y por eso, Líberos confía en la adhesión al manifiesto de instituciones y los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento.

Para logar el apoyo institucional de organizaciones como el Ayuntamiento de Jaén, Líberos Real Jaén ha mantenido recientemente un encuentro con el alcalde de la ciudad, Julio Millán, y el concejal de Deportes, Carlos Alberca.

La asociación cree que ha llegado el punto de inflexión para el Real Jaén, pide de nuevo a Andrés Rodríguez que abandone el cargo, ponga a disposición su paquete accionarial y entregue las llaves del club y que, de esta forma, deje de jugar con 98 años de historia y cese en su afán por arruinar las ilusiones de miles de aficionados que le están exigiendo que se marche.

El manifiesto ya puede consultarse en los perfiles de redes sociales de Líberos Real Jaén. A continuación reproducimos el contenido íntegro del manifiesto de Líberos Real Jaén para la salvación del Real Jaén.

Salvemos al Real Jaén

Es nuestra responsabilidad. Por nosotros y las generaciones venideras. Salvemos el Real Jaén. 

Nunca en 98 años de historia el Real Jaén ha pasado por una situación tan complicada. Acostumbrado a sobrevivir, a salvar en el tiempo añadido situaciones que lo abocaban casi a la desaparición, lo que ocurre a día de hoy con nuestro querido “abuelo”, como muchos aficionados lo llaman cariñosamente, traspasa todo lo vivido, que ha sido mucho, desde que el club pasó a convertirse en sociedad anónima deportiva allá por el año 2001. 

En Tercera División, sin proyecto deportivo definido y con una inexistente gestión económica y financiera, es el caos en la organización lo que amenaza de muerte a la entidad, más allá incluso, y se dice pronto, de la deuda que mantiene con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y la Seguridad Social. 

El Real Jaén es un sentimiento extraordinario, algo que se lleva en el corazón y que provoca que cualquier aficionado que haya experimentado el cariño que genera se sienta capaz de hacer lo que sea necesario para conseguir que persista en el tiempo. Sin embardo, hay un elemento que impide que cientos de aficionados, quizá miles, que están deseando arrimar el hombro lo puedan hacer con libertad. El máximo accionista es alguien que, consideramos, ha finalizado su etapa, ha agotado su proyecto y debe dar un paso al lado para desbloquear esta situación dramática que no responde más que a un sinsentido y que no lleva a ningún otro camino que a la defunción del club. 

Es urgen recuperar la dignidad. El Real Jaén ha sido un gran durante toda su historia, ha militado en Primera División, ha inaugurado estadios míticos y a día de hoy, aún penando en campos casi sin verde, mantiene un nombre que no hace mucho fue temido y respetado por todos, incluso por los más grandes. Ha sido siempre un club señero que dio batallas e gloria; sus muchachos han lucido la camiseta con orgullo porque esta tierra santa lo consideró desde el principio su emblema. En Jaén, de hecho, están la Catedral, el Castillo, la Cruz, Nuestro Padre Jesús “El Abuelo” y el Real Jaén. 

Después de veinte años de gestión personalista y de supuestos inversores, entendemos agotado el modelo de gestión deportiva de las sociedades anónimas, es el momento de apostar por un nuevo modelo, iniciar un camino en el que la afición abandere el destino de la entidad. 

Es el momento de que todos nos unamos. No se trata de buscar protagonismo, sino de sumar voluntades, las que nos lleven a solucionar los problemas a los que se enfrenta el Real Jaén. Todos tenemos algo que aportar para reconducir esta situación, así que no bajemos los brazos, no dejemos de animar, pero, además, hagámoslo dando un paso al frente y dando la cara. 

No hay proyecto más serio y viable que el formado por aquéllos que aman este escudo. Es nuestra responsabilidad. Por nosotros y las generaciones venideras. 

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *