+ Deporte, Rugby — febrero 3, 2020 at 11:17

Sigue la excelente dinámica de Jaén Rugby tras doblegar al Liceo Francés

por
acción del partido entre jaén rugby y liceo francés
Suma y sigue del equipo jiennense. Foto: Nerina Iantorno.

Jaén Rugby derrotó por 51–12 a Liceo Francés y mantiene su imbatibilidad en Las Lagunillas. Los jiennenses han encontrado en su cantera recambios de garantía ahora que la temporada empieza a pasar factura en forma de lesiones. Cantera y una plantilla comprometida, con fuerza, empuje y velocidad: recursos fundamentales para sumar puntos y victorias.

El primer ensayo llegó a los tres minutos. Durante ese tiempo el balón sólo estuvo en manos madrileñas dos veces: en el saque inicial y en una introducción en la melé. La ganaron los locales y lo movieron de lado a lado, fase a fase – siete contadas- hasta que Joey Marston quebró la defensa, entró en veintidós, fijó al placador y le pasó el oval a Nandi Pulido para que lo posara.

Pero la primera parte se convertiría en un intercambio de golpes. Lo ganó Jaén Rugby a los puntos, gracias a tres ensayos –sólo uno transformado-, frente a los 4 golpes de castigo pasados entre palos por Liceo Francés.

Esas indisciplinas pesaron mucho en el juego de los jiennenses. Además, los madrileños se encomendaron a su eficaz pateador Pablo Bravo para jugar en campo contrario, sumar 12 puntos y ponerse por delante en el macador durante unos minutos. Los que van desde el ensayo de Jako Irusta hasta el de Marston, que de nuevo jugó de apertura ante la ausencia por lesión de Facu Rutolo.

El ensayo de Irusta llegaría después de que la delantera jiennense montara una plataforma en el centro del campo y acurrucara en ella al balón hasta la veintidós contraria. Estaban Areán –que volvía al XV titular- sólo tuvo que abrirlo a la línea para que el joven centro rompiera la cortina defensiva y lo posara bajo palos.

En el de Marston, de nuevo percusiones de Gasparri, Mercanti y Gómez, carrera de Irusta y pase al británico para terminar la primera con un ajustado 17-12.

El descanso y la charla devolvió la sangre fría a los pupilos de Juan Alfredo Cerván. Seis ensayos consiguieron los jiennenses y cero puntos los visitantes. Había transcurrido un minuto y medio desde el saque inicial cuando llegó el cuarto ensayo.

En 93 segundos el XV verde oliva perdió el balón en el saque inicial, ganó la melé contraria en el centro del campo, rompió con la potencia de Marr y Pulido la defensa rival y Marston sumó su segunda marca con un contrapié fantástico.

Durante los seis minutos siguientes, Liceo Francés buscó con ahínco el ensayo, pero sus jugadores chocaban una y otra vez contra la sólida defensa jiennense que rechazaba con disciplina, sin infracciones, sus ataque a cinco metros de la línea de marca.

Jaén Rugby dominaba el juego abierto, el cerrado y la melé. Y así llegó el ensayo de Andrés Mercanti, el quinto de su equipo. El origen de la jugada es una melé con introducción rival ganada a cinco metros de la línea de ensayo. Y luego, ataque de delantera, pick and go hasta que el pilar argentino percute y estira el brazo para posar el balón.

Con 29–12 dos nuevas infracciones de los jiennenses meten en el partido a los visitantes. Una reacción de garra, asediando la zona de marca local, sumando hasta diez fases, moviendo el balón de lado a lado, pero sin puntos.

Cada envite de los blanquiazules era placado por los jugadores de Jaén Rugby una y otra vez. Y así hasta provocar el error y devolver el balón al campo de un contrario, que jugaba con uno menos.

De un balón recuperado nace el sexto ensayo. Su autor, Nandi Pulido tras pasar el balón por toda la línea de tres cuartos. Volvió a hacerlo diez minutos más culminando una carrera desde campo propio de Marr, que jugó de primer centro casi todo el partido.

Tres minutos más tarde la jugada se repertiría, pero esta vez el neozelandés no tuvo necesidad de pasar el balón. Le bastaron su velocidad y su potencia para romper la cortina defensiva y evitar el placaje del zaguero. Tanto en este ensayo como en el anterior hasta cinco jugadores verde oliva acompañaron el ataque jiennense.

El partido, viendo lo puesto sobre el césped por ambos equipos, merecía una jugada final como la del noveno y último ensayo. No se conformó Timoti Marr con dos carreras desde medio campo. Atacaba Liceo Francés una vez más la veintidós jiennense. Balón recuperado, recogido por Marr en la veintidós propia y con él bajo el brazo recorrió todo el campo.

El premio al mejor jugador del partido lo recibió Joey Marston que dirigió con solvencia el juego de su línea de tres cuartos como apertura y permitió con sus dos ensayos asentar el juego del equipo. Se lo entregó Cristóbal Calderón, gerente de Construcciones Calderón.

Es la segunda vez que Jaén Rugby anota 9 ensayos. Ya lo hizo contra CR Málaga. No obstante, su cifra más alta han sido 10 ensayos contra XV Hortaleza, ambos en la primera vuelta. Lo importante es que se alcanzan los 75 puntos gracias al bonus ofensivo. El primer puesto sigue estando a tres puntos.

La próxima jornada Jaén Rugby disputará la 18ª jornada contra AD. Arquitectura, penúltimo clasificado del Grupo C de División de Honor B. El partido será de nuevo en el Campo de Rugby de Las Lagunillas.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *