+ Futsal, Mengíbar FS — enero 11, 2020 at 20:27

El Mengíbar FS inicia la segunda vuelta imponiéndose al Móstoles

por
Jugadores del Mengíbar celebran un gol
Victoria rojilla. Foto: Mengíbar FS.

SOFTWARE DELSOL MENGÍBAR 2-1 CIUDAD DE MÓSTOLES

La sonrisa ha vuelto a lucir entre las filas del Software DelSol Mengíbar. No habían perdido la alegría los discípulos de Javi Garrido pero los últimos resultados no habían sido favorables y les habían apartado de la carrera por el playoff.

El comienzo de la segunda vuelta ha sido inmejorable para los rojillos. Triunfo ante el Ciudad de Móstoles, no sin sufrimiento, y recuperación de las sensaciones positivas que desprendía el equipo durante gran parte de la primera vuelta.

Humanes fue el gran protagonista de los primeros minutos de la primera parte, al desbaratar en varias ocasiones el tanto de los locales.

No pudo hacerlo en el minuto 16, cuando Álvaro Vera hacía subir el 1-0 al luminoso del Sebastián Moya Lorca tras aprovechar una buena asistencia de Ureña. Ambos conjuntos enfilaron el túnel de vestuarios con la ventaja por la mínima para los locales.

Nueve minutos después de la reanudación Dani Aranda anotó el segundo para los mengibareños de cabeza, tras aprovecharse del rechace de un remate al poste de Edu.

A falta de tres minutos para el final Guille se enfundó la camiseta de portero-jugador con la intención de que los visitantes recortasen distancias en el marcador. Algo que surtió efecto, ya que Chispi marcó poco después el 2-1 definitivo.

FICHA TÉCNICA

Software DelSol Megíbar (2).- Jesús Gómez, José López, Dani Aranda, Héctor y Aitor. También jugaron: Tortu, Toni Hinojosa, Edu, Ureña, Álvaro Vera.

Ciudad de Móstoles (1).- Humanes, Tony, Ruiz, Chispi y Joshu. También jugaron: Guille, Jorge Salcedo, Cristian, Carlitos, Chino, Yoni.

Goles.- 1-0, Vera (min.16); 2-0, Dani Aranda (min.29); 2-1, Chispi (min.37).

Árbitros.- Cidoncha Cortés y Salomé Vizuete. En los locales, amonestaron a Dani Aranda. En los visitantes, tarjeta amarilla para Cristian, Chino, Chispi.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *