+ Fútbol, Emilio Antolín — diciembre 10, 2019 at 18:36

Diciembre augura una larga vida

por
El jiennense Carlos Hernández saluda tras el encuentro
Carlos Hernández, tras el encuentro de la pasada jornada. Foto: LaLiga

Emilio Antolín // @EmilioAntolin

Dice el siempre sabio refranero español que «quien diciembre salva, la vida hará larga», y por como ha empezado el último mes del año para los nuestros parece que no solo salvarán el último mes del año. Buscan nota.

Tras los buenos resultados del arranque de diciembre, esta jornada los jugadores jiennenses de la categoría han repetido pleno de sensaciones, mejorando incluso el bagaje de la semana pasada.

Así, el Almería demostró que también sabe ganar sufriendo, con un hombre menos casi todo el partido, con una remontada perfecta. Así, en un duelo en el que se adelantó muy pronto el equipo rival (Marcos André puso el 0-1 en el minuto 13), los almerienses tiraron de casta para acabar venciendo 3-1 gracias a las dianas de Juan Muñoz, Darwin y Lazo.

El jiennense Corpas tuvo que esperar su oportunidad desde el banquillo, pero contó con media hora en la que aportó los argumentos que, hasta ahora, le habían convertido en indiscutible: rapidez, verticalidad y entrega, además de la calidad que ya ha demostrado en anteriores ocasiones.

Opuesta fue la situación para Iván Sánchez, que volvió a la titularidad tras varias semanas saltando al césped desde el banquillo. Su polivalencia le llevó a ocupar ambos carriles en diferentes momentos de un partido en el que el Elche logró un meritorio empate sin goles ante el Cádiz, líder del campeonato.

Más cómodo en ataque que el defensa, el jiennense de dejó la piel en el campo y fue importante para que su equipo enlazara su sexta jornada consecutiva sumando, lo que les mantiene a las puertas del ‘play off’ de ascenso.

En cuanto al pleno de la jornada, este fue para Carlos Hernández, que gozó de titularidad, 90 minutos y triunfo. Su Oviedo venció por 1-3 al Alcorcón, logrando tres puntos que por fin permiten a los asturianos mirar con algo de distancia el pozo de la Segunda B. En un partido en el que el arreón inicial bastó para conseguir un trabajado triunfo, Carlos Hernández participó de forma muy activa, aunque no siempre acertada.

Y es que el central cuajó un partido muy completo, es cierto, pero no menos lo es el hecho de que estorbó a su guardameta en la salida de un córner, con la mala fortuna de que el balón cayó en los pies de un rival, que no perdonó. El resultado final hizo que la situación quedara en mera anécdota, aunque, de haber corrido el encuentro otra suerte, tampoco es que el central pudiera desaparecer de la acción como la sal en el agua.

Por último, Casas sigue acumulando suplencias y experiencia con el Málaga, y vio desde el banquillo como su equipo vencía 2-0 a un rival directo como el Tenerife, consiguiendo tres puntos que les sirven para abandonar la zona de descenso.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *