+ Fútbol, Emilio Antolín — agosto 27, 2018 at 19:02

Juego sin resultados

por
Álvaro Aguado disputa un balón en el partido frente al Real Oviedo. Foto: LaLiga 1|2|3.

Emilio Antolín // @EmilioAntolin

Se resiste la victoria, al menos para la mayoría de los nuestros. Tras una primera jornada en la que ninguno de los jugadores jienenses en la categoría de Plata logró los tres puntos, la segunda cita de la temporada deparó similar suerte para todos excepto para el Oviedo de Carlos Hernández y Anquela, que asaltaron el Nuevo Arcángel.

Y lo hicieron en un ‘derbi’ jiennense en el que el central se mostró sólido, siempre en su sitio, contundente y, en líneas generales, correcto durante los 90 minutos en los que el Oviedo venció al Córdoba (2-4). Una victoria que tuvo un afectado directo como Aguado, que en esta ocasión no estuvo tan acertado como en el primer partido. El centrocampista volvió a ser el jefe de la medular de un conjunto califal que no brilló en demasía, como tampoco lo hizo el centrocampista, que además falló un penalti en el tiempo de descuento que al menos habría maquillado el resultado. Para fallarlo, hay que tirarlo, y al menos cabe destacar que Aguado no dudó en asumir la responsabilidad.

También la totalidad del encuentro y ambos con idéntico resultado cerraron la segunda jornada Corpas e Iván Sánchez con Almería y Elche respectivamente, que empataron contra Tenerife y Osasuna a uno. Ambos contaron con la confianza de sus técnicos y respondieron con creces. En el caso del extremo del equipo almeriense, aportó verticalidad, dinamismo y profundidad, mientras que en el cuadro ilicitano Sánchez se mostró incisivo, con mordiente arriba, rápido y casi siempre acertado, rozando el gol hasta en dos ocasiones en las que obligó al portero rival a lucirse.

Por último, sin Javi Jiménez y con Manu Del Moral en el banquillo, el Nástic cayó derrotado ante el Sporting por 2-0 en un envite gris de los catalanes. El ariete contó con poco menos de 30 minutos (saltó al césped en el 62) y tuvo tiempo de intimidar al menos una vez la meta rival, se mostró trabajador y veloz, aunque demasiado desasistido por sus compañeros, que no tuvieron su día.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *