+ Deporte, Rugby — junio 11, 2018 at 10:20

El Jaén Rugby asciende a División de Honor B

por
Momento del encuentro disputado en Madrid.

 

El 10 de junio es una fecha que no olvidarán los miembros y seguidores del Jaén Rugby. Una fecha en la que el club jiennense lograba el ascenso a División de Honor B, tras derrotar en Madrid al CAU Metropolitano en el último partido del playoff por subir de categoría. El resultado final de 22-26, siete puntos de diferencia en el cómputo global, hizo que el equipo de Jaén disfrutara de un éxito trabajado durante una excelente y casi inmaculada temporada en lo deportivo.

El ambiente en las gradas del Orcasitas de Madrid era inmejorable y ya preveía una magnífica sesión deportiva, con un graderío teñido de morado (por el equipo madrileño) y verde (por la afición jiennense). y es que el Jaén Rugby consiguió llenar un autobús de aficionados y para el equipo fue como jugar en casa.

La tensión se notaba la tensión desde el primer minuto, en un partido que estuvo bien controlado por Eki Fanlo, uno de los mejores colegiados de España. En la primer parte, el Jaén salió con el equipo titular. En la primera línea, como uno Salvador González, dos Carlos Pérez, tres Jesús Mulero, cuatro José Manuel Espinosa, cinco Ángel Campos, seis Germán Caiser, ocho Carlos Mendoza, siete Álvaro González, la pareja de medios eran Jesús Niño y Jorge Gómez, la pareja de centros Bobby Tane y Rafa Teruel, mientras que Fernando Pulido, Juan Navarrete y Nick Thomson como alas y zagueros.

La primera parte fue espectacular para el Jaén, cabeza fría y tranquilidad. En defensa no cometieron ningún golpe, a los cinco minutos hicieron el primer ensayo mediante Fernando Pulido, mientras que después se encargó de hacerlo Bobby. Después, Jesús Niño hizo un nuevo ensayo tras una jugada personal a los 25 minutos y Jorge Gómez convirtió un golpe de castigo. Así, en la primer parte iban 0-20.

El Jaén se desgastaba en la segunda parte, puesto que el conjunto local jugaba a la mano constantemente, sin patear. Llegó un punto en el que al Jaén le costaba parar sus envestidas. En la segunda mitad del segundo acto, los madrileños hicieron tres ensayos (uno de Degrave y dos de Lautaro) y sus seguidores creyeron en la remontada, logrando 22-23. Ellos necesitan ensayar y convertir la patada para ganar la eliminatoria, pero el Jaén convirtió en una jugada y así sellar un 22-26 momentáneo, con siete puntos de ventaja en el cómputo general. Quedaban cinco minutos y el equipo de Madrid necesitaba convertir la patada para marcharse a la prórroga, y el CAU gozó de una melé a cinco metros a favor, y tras varias repeticiones, no pudieron realizar. En la última jugada, patearon y no tuvieron la fortuna de que su ala no cogiera el balón, que se marchó fuera.

Con el pitido final, la alegría inundó el campo madrileño entre jugadores y aficionados jiennenses. El tercer tiempo se completó en el Mercado, uno de los patrocinadores principales del club, y antes los jugadores fueron recibidos por un nutrido grupo de aficionados en la ciudad jiennense.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *