+ Fútbol, Emilio Antolín — mayo 28, 2018 at 11:29

Tropiezos frente a firmeza en el penúltimo paso

por
Javi Moyano despeja un balón en el partido ante el Real Zaragoza. Foto: LaLiga 1|2|3.

Emilio Antolín // @EmilioAntolin

Esto se acaba. Solo quedan tres puntos y el trabajo de toda una temporada está en juego, siendo de vital importancia que prácticamente todos los nuestros sumen el próximo domingo para conseguir un objetivo que el pasado fin de semana ha quedado más encarrilado para unos, aunque otros se complican.

En este sentido, un Córdoba sin Aguado venció ‘in extremis’ a un Reus en el que tampoco estuvieron ni Cámara ni Miguel García. Tres puntos que sirven a los califales para salir, por fin, de la zona de descenso. Fuera de esta también sigue el Nástic de Javi Jiménez, que una semana más vio desde el banquillo como su equipo vencía a un relajado Huesca que ya es de Primera división.

En la zona alta, Manu del Moral se perdió por lesión la derrota del Numancia ante el Sevilla Atlético, complicándose los sorianos su entrada en el ‘play off’ de ascenso. Misma situación comparte Carlos Hernández, cuyo Oviedo cayó derrotado ante la Cultural Leonesa por 2-0. Anquela volvió a apostar por el central jiennense para la retaguardia asturiana y lo cierto es que Carlos fue el mejor de los suyos atrás, pero nada pudo hacer para evitar el primero de los tantos, que fue de penalti, ni el segundo, anotado en el ocaso del encuentro tras una contra perfecta del conjunto local.

Por último, Javi Moyano no vivió su mejor partido con la camiseta del Valladolid y su equipo acabó perdiendo ante el Zaragoza por 3-2, una derrota a pesar de la cual el conjunto pucelano mantiene la sexta plaza que le da acceso al ‘play off’ de ascenso. El capitán vallisoletano salió de inicio pero acabó sustituido en el 80, después de un encuentro en el que cometió un penalti muy dudoso que costó a su equipo un 3-1 que supuso la sentencia.

El próximo domingo todos tienen una final en la que no pueden fallar si quieren que todo el trabajo durante 41 jornadas se vaya al traste en el último suspiro.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *