Jaén FS — diciembre 2, 2017 at 19:24

El Movistar remonta al Jaén en diez segundos con un doblete de Gadeia

por
cronica_movistar
Ricardinho y Elisandro celebran el primer tanto de Gadeia ante la mirada de Dídac. Foto: Juande Ortiz.

JAÉN PARAÍSO INTERIOR FS 1-2 MOVISTAR INTER

@jj_ballesteros

Corría el segundo doce cuando el Jaén FS vio cómo se escapaba un triunfo trabajado, con el empuje de su afición y el buen hacer de sus efectivos. Los amarillos iban ganando con un gol de Chino en el minuto 27, pero apareció un monstruo llamado Gadeia para arruinar el sueño jiennense en cuestión de diez segundos. Destacar el enorme partido completado por Dídac, que frenó a los visitantes en numerosas ocasiones.

El Movistar salía al parqué jiennense moviendo el balón con una rapidez vertiginosa, aunque la alta presión ejercida por los hombres de amarillo evitaba que el avance de líneas fuera más clara. Ricardicho dispuso de la primera oportunidad para abrir el marcador, tras robar en campo contrario el esférico a Chino, pero después de amagar dos veces, chutó a portería, donde Dídac despejó a córner con una brillante parada a media altura.

El Jaén contestó con una jugada en la que Alan Brandi sirvió en el palo corto a Carlitos y este de primeras tocó suavemente la bola hacia las manos de Jesús Herrero. Después también fue Ricardinho el jugador interista que probaba suertes, al recibir dentro del área un balón parado de Gadeia, pero Dídac blocó.

El partido estaba loco, era una ida y vuelta constante, con ocasiones para ambos bandos. Burrito y Bingyoba dispusieron de una opción para abrir el marcador en un contragolpe, pero Herrero lo desbarató.

Las permutas de efectivos en ambas escuadras se iban produciendo constantemente. Solano entró en cancha y realizó la acción que lleva su firma: varios amagos de cara a portería y media vuelta con disparo. Lo puso en marcha también en la tarde de hoy, aunque en su primera intentona el esférico se marchó fuera. Por su parte, Víctor Montes y Mauricio se presentaban con fuerza y soltura sobre la pista, una electricidad que se traducía en internadas en campo contrario con peligro.

La balanza se desequilibraba a favor de los madrileños tras los segundos diez minutos del primer acto. El Inter daba un golpe de efecto a su juego y buscaba con más insistencia la portería de un Dídac que siempre permanecía bien colocado bajo los tres palos. Elisandro entraba en pista y chutó al cuerpo del guardameta catalán.

Y el partido se calentaba. Faltaban 6:44 cuando Dani Martín -que salió con una sonada ovación al pabellón-, vio la cartulina amarilla tras haber caído ante Ricardinho. Los colegiados estimaron que se había dejado caer. Antes, el salmantino también cayó ante el astro portugués, pero tampoco se consideró la falta. Sobre Alan Brandi, otra que tampoco fue. Fueron las tres jugadas que hicieron explotar al banquillo, a la grada y a los jugadores locales.

La quinta falta llegaba cuando restaban cuatro minutos para la conclusión de la primera parte. Un hándicap para los madrileños, que debían presionar con un peldaño menos de intensidad.

Burrito robaba su segundo balón en el partido y se lanzó contra la meta contraria acompañado por Mauricio, pero la zaga azulilla recuperó el cuero y montó la contra. Ricardinho desde la derecha sirvió a Pola en el segundo palo, pero el disparo del internacional español fue despejado con una gigante parada por Dídac.

Tras el paso por vestuarios, el ánimo por anotar seguía latente en los dos equipos. Los interistas eran más propicios a chutar, aunque la manera no fuera la más bella, mientras que el Jaén se acercaba a través de rápidas transiciones en las que quería entrar hasta la cocina para buscar el remate. Y tuvieron dos oportunidades calcadas para abrir el marcador. En primer lugar, Chino se introdujo por el costado izquierdo y sirvió al interior del área, pero Alan Brandi no llegó al remate. Después, Wendell repitió jugada, aunque algo más retrasado en su posición, y el pívot argentino tampoco llegó a contactar con la bola.

Los fallos no estaban permitidos, y en el minuto trece los dos equipos cometieron uno. El Jaén porque falló en el centro del campo y dejó solos a la contra a Bebe y Taffy, pero Dídac aguantó con paciencia y los interistas acabaron fallando el ataque.

Los pupilos de Dani Rodríguez atacaron a la siguiente acción y encontraron oro. En un tres para uno de Wendell, Bingyoba y Mauricio, Bebe tocó el balón con la mano en el interior del área y los colegiados no dudaron a pitar la pena máxima. Chino no desperdició la oportunidad y materializó el penalti con un fuerte disparo.

El Movistar tenía que remontar y se dispuso a hacerlo con un bombardeo contra la portería de Dídac. Pero el genio del guardameta amarillo salió a relucir una vez más para evitar todas las propuestas de ataque de los hombres de Jesús Velasco. Aunque los andaluces tuvieron buenos minutos sin amedrentarse, reteniendo el marcador, la voracidad de los visitantes hizo que se echaran atrás poco a poco. Aun así, dispusieron de una excelente oportunidad para ampliar distancias en el luminoso: Burrito condujo en la izquierda y cedió el cuero al área, donde Alan Brandi empujó muy forzado y la acción acabó en saque de portería.

Faltaban cinco minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario cuando Velasco apostó por el ataque de cinco hombres, portando Rato la camiseta rosada de guardameta. El primer ataque no fue fructífero y tras la recuperación fue Chino el que pudo anotar con un ataque rapidísimo, pero Velasco estuvo atento para detener.

El tiempo iba en contra de los interistas, que amagaban y amagaban sin encontrar portería. Rafael Rato chutó desde la frontal del área con mucha intención, y Dídac seguía en sus trece para contribuir a este bonito enfrentamiento con una compleja parada abajo, demostrando con unos reflejos bestiales. El siguiente en probar fue Ricardinho, que también se topó con el espectacular portero.

Parecía que estaba todo controlado, que la inercia dejaría la victoria en casa. Pero hablamos del Movistar Inter, el equipo capaz de cualquier cosa. Y se personifica en un jugador: Gadeia. El jugador que anotara el gol clasificatorio para la Final Four la pasada semana, hizo un doblete en diez segundos. El primero con un disparo ajustado desde el balcón del área que colocaba el empate en el marcador. Y después, al transformar un doble penalti tras una falta absurda de Carlitos sobre Daniel, al intentar una infructuosa chilena y golpear con la pierna en la cara del jugador interista.

Se acababa así el sueño de vencer al mejor equipo del mundo, en diez segundos, con dos goles sobre la bocina. Los jiennenses desaprovecharon la oportunidad de clasificarse matemáticamente para la Copa de España, al realizar un partido serio e intenso.

FICHA TÉCNICA

Jaén Paraíso Interior FS (1).- Dídac, Boyis, Carlitos, Alan Brandi y Chino (quinteto inicial), Burrito, Mauricio, Bindyoba, Víctor Montes, Wendell, Dani Martín.

Movistar Inter (2).-Jesús Herrero, Bebe, Rafael Rato, Gadeia y Ricardinho (quinteto inicial), Solano, Pola, Ortiz, Daniel, Elisandro.

Goles.- 1-0, Chino (min.27); 1-1, Gadeia (min.40); 1-2, Gadeia (min.40).

Árbitros.- Felipe Modorrán y Urdanoz Apezteguia (Navarra). En el Jaén FS, amarilla para Dani Martín, Víctor Montes, Chino, Bingyoba. En el Movistar, amarilla para Bebe.

Incidencias.- Encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de liga en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala entre el Jaén Paraíso Interior FS y el Movistar Inter, en el pabellón de La Salobreja.

FOTOGALERÍA, de Juande Ortiz:
Jaén FS 1-2 Movistar Inter (02-12-17)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *