Alejandro Copete, Primer equipo, Real Jaén — noviembre 24, 2018 at 18:48

Análisis del rival: Alhaurín de la Torre

por
Once del conjunto malagueño en el penúltimo partido liguero. Foto: Alhaurín de la Torre.

Alejandro Copete // @Ale_Copete

Un año duró la tristeza en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre futbolísticamente hablando porque su equipo consiguió cuajar una grandísima temporada en la División de Honor y acceder de nuevo al Grupo IX de la Tercera División donde está registrando una curiosa dinámica: se mantiene 3 años e, irremediablemente, acaba abandonando la categoría de nuevo.

En plena pelea por la permanencia, los malagueños se encuentran en zona de descenso a 3 puntos de la salvación. Con una primera parte de la temporada muy irregular, el Alhaurín de la Torre CF recibe en su estadio al real Jaén un poco henchidos de moral, ya que hace 2 jornadas consiguieron de nuevo saborear una victorias tras 8 partidos consecutivos sin hacerlo. De las 4 victorias que lucen en su casillero, 3 de ellas han sido cuando jugaban en Los Manantiales. Son un equipo peleón y que tiene olfato para el gol, ya que con 25 goles son el que más anota de los clubes que se encuentran en esta zona roja. Esos datos son contrarrestados por la debilidad defensiva, ya que solamente en una ocasión han sido capaces de dejar su portería intacta.

Comandados por el mítico exjugador Pepelu (con pasado jiennense) se ha mantenido el bloque con el que jugaron la anterior vez en Tercera División. Las caras nuevas vienen de la cantera malagueña, como Fernando o Pintos; y de categorías inferiores de clubes más importantes, como son los casos de Nolys y Styven, procedentes del Cádiz y del Granada respectivamente. Un mercado de fichajes que demuestra pocas posibilidades en lo económico y la confianza en un conjunto que crece año tras año. La única llegada que escapa a esos estándares es la del defensa Jairo, con muchos minutos en dos gallitos del Grupo IX: Antequera y CD El Palo.

En Alhaurín de la Torre esperan que esa apuesta se convierta en realidad y el equipo sepa hacerse a la categoría. Mucha responsabilidad de ello recae en Kike, el interior derecho de gran velocidad y desborde que lleva 8 goles, esperando igualar o superar los 29 que consiguió en División de Honor en la temporada 2017/2018. La pareja Ulises y Montero son los fijos en la zona central del césped y los encargados de la maquinaria que hace funcionar este deporte tanto en el ataque como en la defensa. Para el partido del domingo los locales no podrán contar con Tigre, sancionado por expulsión en la última jornada y será duda el ariete Álex Ruiz.

Los malagueños quieren asentarse y echar raíces en la Tercera División mediante el trabajo y sacrificio de caras que se convierten en conocidas por todos los aficionados de la entidad y por los vecinos de esta localidad.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *