+ Fútbol, Emilio Antolín — abril 9, 2018 at 8:40

La revolución de los modestos

por
Álvaro Aguado celebra el tanto de su equipo. Foto: La Liga 1|2|3.

Emilio Antolín // @EmilioAntolin

En la categoría de Plata hay equipos llamados a luchar por el ascenso, otros que pelean por no caer en el pozo del descenso y un tercer grupo que navega sin rumbo fijo en la mitad de la tabla. Una tendencia que divide a nuestros jugadores en dos categorías, los que sueñan con la Primera División y los que temen a la Segunda B, siendo precisamente varios de los segundos los que han dado el Do de pecho en una jornada casi redonda.

No en vano, con Miguel García y Cámara sin minutos en el Reus y Manu del Moral aún lesionado, los más destacados de la jornada en clave jiennense han sido Javi Jiménez y Aguado, cuyos Nástic y Córdoba, respectivamente, han sumado tres puntos importantísimos.

En este sentido, el primero de ellos fue el protagonista de la victoria catalana por 1-0 ante el Valladolid de un Moyano que actuó como central debido a las bajas defensivas de su equipo. Aunque el reconvertido capitán vallisoletano cumplió con su cometido comandando la zaga pucelana, el Nástic acabó llevándose el gato al agua gracias a un tanto ‘in extremis’ de Álvaro Vázquez tras una gran asistencia de Javi Jiménez, que se convirtió en dueño y señor del carril izquierdo tarraconense tanto en ataque como en defensa.

Más peso en el triunfo de los suyos, si cabe, tuvo el joven Aguado, que saltó al césped al inicio de la segunda mitad y dio otro aire a un Córdoba que acabó venciendo por 1-0 al Lorca. De hecho, el centrocampista recibió una fea entrada por detrás de Golmet que le costó la expulsión y lideró la jugada que acabó con el gol de Narváez, dos momentos clave en un encuentro que sirve al conjunto califal para seguir soñando con la salvación, ahora a solo dos puntos.

De otro lado, Carlos Hernández siguió fijo en la zaga del Oviedo de Anquela, que venció al Lugo por la mínima. En un partido serio del conjunto asturiano, el zaguero estuvo a la altura, resolviendo sin apuros la papeleta de liderar la retaguardia con sobriedad y oficio.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *