+ Fútbol, Emilio Antolín — febrero 19, 2018 at 8:57

Jornada de contrastes

por
Javi Moyano disputa un balón en el encuentro que disputó el Valladolid ante el Huesca. Foto: LaLiga 1|2|3.

Emilio Antolín // @EmilioAntolin

Casi tan buenas sensaciones como malas para los nuestros. Es lo que ha dejado una jornada de blancos y negros en la Liga 1|2|3, donde los buenos resultados y participaciones de unos han contrastado con el ostracismo o las derrotas de otros.

En este sentido, Aguado se tuvo que conformar con ver desde el banquillo la derrota del Córdoba ante el Granada (1-2), mientras que Cámara y Miguel García contemplaron desde la grada el empate sin goles entre Osasuna y Reus.

Javi Jiménez, por su parte, sí que estuvo los 90 minutos sobre el césped en un partido que acabó con mal resultado para su Nástic, que cayó víctima de sus propios errores ante el Zaragoza (0-2). El zurdo recuperó la titularidad, no destacando por encima del resto el jiennense en un encuentro en el que poco positivo se puede decir de los catalanes.

Mejor suerte tuvo Carlos Hernández con el Oviedo de Anquela, que logró un valioso punto ante el Albacete con el jiennense, como viene siendo habitual, liderando la zaga de inicio a final. En un enfretamiento con pocas ocasiones de gol, el central no tuvo demasiadas complicaciones, limitándose a guardar el sitio y solventar con seriedad el poco trabajo que tuvo.

Por último, la nota positiva de la jornada la pusieron Moyano, cuyo Valladolid superó al líder, el Huesca, por 3-2, y Manu del Moral, que fue clave en la victoria del Numancia ante el Cádiz (1-0). En este sentido, el lateral se hizo dueño y señor del carril izquierdo, participó en ataque y tapó en defensa, iniciándose incluso en sus botas la jugada que en el minuto 86 acabó con el tanto pucelano de la victoria.

Por su parte, el ariete jiennense del Numancia mostró su mejor versión en una ‘final’ de los suyos en la lucha por el ascenso. El ‘7’ fue la referencia ofensiva, hizo jugar a su equipo abriendo espacios y se sacó de la manga un centro perfecto desde la zurda para que Pere Milla cabeceara a portería e hiciera el único gol del partido. En el 71 dejó su sitio en el césped a Nieto cerrando una participación notable.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *