+ Fútbol, Emilio Antolín — febrero 26, 2018 at 9:07

Goles a pares, pero sin fortuna

por
El lateral jiennense celebra el tanto en Córdoba. Foto: LaLiga 1|2|3.

 

Emilio Antolín // @EmilioAntolin

Aún falta un encuentro para que la jornada 28 de la Liga 1|2|3 eche el telón pero, sin embargo, los jiennenses de la Categoría de Plata del fútbol español ha cumplido con sus respectivas citas dejando, una vez más, un sabor agridulce para sus seguidores.

En este sentido, Aguado vio desde el banquillo como el Córdoba remontaba ‘in extremis’ al Valladolid (2-1), al igual que Miguel García, que presenció desde la banda la victoria del Reus ante el Sevilla Atlético (2-0), un envite para el que no entró en la convocatoria Juan Cámara.

Más participación pero peor suerte tuvo Manu del Moral, titular en el encuentro entre Albacete y Numancia. En un duelo sin apenas ocasiones de gol, el ariete no participó en demasía y se chocó durante 68 minutos ante el muro defensivo del cuadro manchego, siendo sustuido pasada la hora de juego por Higinio. Para entonces su equipo ya perdía 1-0, resultado que se mantuvo hasta el final.

Javi Jiménez, por su parte, disputó los 90 minutos del derbi catalán entre Barcelona B y Nástic, un choque de equipos necesitados de puntos que se saldó con empate (1-1). Muy trabado y con poco trabajo para los porteros, ambos equipos se preocuparon más de no encajar que de marcar, lo que se tradujo en poco juego ofensivo y, consecuentemente, poca presencia del jiennense. El zurdo cubrió bien su banda en las pocas ofensivas del filial culé, prodigándose menos de lo habitual en ataque y cerrando un partido correcto, sin alardes.

Por último, la cara y la cruz de la jornada la protagonizaron tanto Javi Moyano como Carlos Hernández, protagonistas en sus respectivos equipos pero sin suerte en lo que a puntos se refiere.

No en vano, Moyano se estrenó como goleador esta temporada desviando a gol un cabezazo de Luismi. El tanto del jiennnense supuso el 0-1 ante el Córdoba pero no valió los tres puntos para los suyos, que se vieron sorprendidos por el empuje rival y pagaron en exceso la expulsión de Luismi en el 60. Cabe destacar, además, que las dos acciones de gol califales llegaron por la banda de Moyano, que se vio superado por la sociedad Jovanovic-Guardiola en dos ocasiones que acabaron en gol y supusieron la remontada.

Del otro lado, Carlos Hernández aumentó su cifra goleadora anotando la diana del honor del Oviedo ante el Zaragoza, en un encuentro en el que los de Anquela no pudieron con los maños (2-1). El central jiennense se sacó un derechazo tremendo cazando un balón dividido en el área rival cuando el crono ya superaba el 90, poniendo su particular guinda a un partido en el que poco o nada pudo hacer a nivel personal para evitar la derrota.
Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *