+ Fútbol, Emilio Antolín — enero 22, 2018 at 14:12

¿Quién dijo cuesta de enero?

por
El defensa jiennense del Real Oviedo puja por un balón ante el Almería. Foto: La Liga 1|2|3.

Emilio Antolín // @EmilioAntolin

Dicen que enero es un mes complicado para todos, son muchos los excesos de diciembre que luego se pagan en el primer mes del año. Pero en lo que se refiere a los jugadores jiennenses de la Liga 1|2|3 la cuesta de enero no está acabando nada mal.

En este sentido, empezando por los que peor han cerrado la jornada, Juan Cámara y Miguel García no contaron con la confianza de su técnico en una semana en la que el Reus venció 1-2 al Nástic de, precisamente, Javi Jiménez, que sí estuvo sobre el césped en el derbi catalán. El zurdo, de hecho, participó durante los 90 minutos de partido y cumplió con creces, asistiendo con un perfecto centro a Álvaro Vázquez para que este cabeceara al fondo de la red el 1-1.

Con empate acabó la jornada para Manu del Moral y su Numancia, que no logró pasar el 0-0 ante el Rayo Vallecano. El ariete jiennense contó con una hora para demostrar su valía, pero el encuentro entre sorianos y madrileños fue de máxima igualdad y eso se tradujo en pocas ocasiones claras de gol para uno u otro equipo. En el 63 dejó su sitio a Guillermo sin pena ni gloria tras cumplir, sin alardes, y ayudar a amarrar un nuevo punto que sabe a poco.

Mejor fortuna deparó la jornada para Javi Moyano, cuyo Valladolid venció por 1-0 al Sevilla Atlético con él sobre el césped durante los 90 minutos; para Aguado, que participó en la segunda mitad de la victoria del Córdoba al Albacete (1-0); y para Carlos Hernández, que siguió una vez más liderando la defensa del Oviedo de Anquela en una jornada donde hicieron el más difícil todavía: lograr su octava victoria consecutiva remontando un 0-1 adverso para acabar venciendo por 2-1.

A nivel personal, Moyano mostró solidez y sobriedad en su lateral durante un partido en el que no tuvo demasiado trabajo defensivo, al igual que Carlos Hernández. El central tuvo que doblegarse para cubrir las bajas en defensa de su equipo y cumplió con creces, demostrando que el galardón de mejor jugador de la categoría del mes de diciembre es más que merecido. Aguado, por su parte, saltó al césped en el 46 y no se dejó intimidar por un partido que fue trabado y duro, tosco. Demostró desparpajo y descaro, y fue clave para dar otro aire al Córdoba.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *